Me siento grande por ti.

 Otro recuento en el que te sorprenden mis buenos días y te despierto. Otra sonrisa robada. Otro latido de los que rompen el silencio y se oye en todo el módulo.
Esta mañana nos vamos a regalar unos segundos. Y sin darnos cuenta estamos encerrados en el cuarto de la limpieza, sin luz, sin cámaras, sin sonido. Nuestros besos se lían con nuestras manos que se abrazan a nuestros cuerpos. Y nos desayunamos las ganas de poseernos y fundimos entre nosotros. Nos explotan los cuerpos… Pero no, no puedo. Así no. Lo siento.

Quiero que nos adoremos, que nos fundamos de verdad. Sin prisas. Esta adrenalina de traspasar lo prohibido nos acompañará siempre. Será nuestra fantasía más potente. El querer follarnos en tu celda, encerrados, escondidos, en silencio para no ser descubiertos, entre risas y silencios, entre juegos y sudores.

Un día entre una conversación nuestra, me dices que se nos está notando demasiado. Mi respuesta: Me la suda

Mi niño me daba igual todo lo que no éramos tu y yo. Reconozco que el hecho que tu me lo dijeses, me hizo poner un poco de atención. Era tan fácil y divertido jugar a querernos a escondidas, a tocarnos sin el cuerpo, a escucharnos sin mirarnos.
No sabía que las líneas finas se traspasan sin darse cuenta. Esas líneas nos acaban cortando tan fino y tan hondo que no somos capaces de notar su herida. Es cuando empieza a sangrar , cuando nos damos cuenta que es tarde para volver atrás. El camino es curar la herida y seguir adelante.

Busco una salida para sacarte. Mi amor dulce, es sólo cuestión de dinero. Dónde más me duele, es donde menos recursos tengo, donde más miedo me da. Pero estoy dispuesta a jugar por ti, por mi, por ese nosotros infinito.

Suena el teléfono:

– ¿Luna?
– Dime amor.
– Estás en casa?
-Sí.
– Estás en el ordenador?
– Sí.
– Busca esta canción, por favor.
-Voy.
– Dale voz.
-…
– Ahora, ahora, escucha este trozo.

 … me siento grande por ti. Aunque lo intentara no podría sin ti. Toda mi felicidad es gracias a ti. Y si yo me muero volvería por ti. Por ti…
A tu lado todo no es perfecto pero sí mejor, y cada detalle tuyo es mejor que el anterior… Vamos a enseñarle al mundo lo que es amor, tu y yo podemos juntos. Porque amo todas las locuras de tu mente y así me encante presumirte ante la mente..
.”

Y mi cara se llena de lágrimas que no pueden parar de salir de mis ojos, de mi corazón, de mi alma. Y lloro de felicidad y de tristeza, desatando viejas emociones que aprovechan el momento para salir. Porqué en un momento me has ofrecido tu mundo entero, me lo has puesto en mis manos. Lo recojo con tanta ternura que sabes que no se nos puede romper.

– Mi niño dulce, te amo con locura.
– Y yo a ti mi Luna. No te preocupes que todo saldrá bien, te lo prometo.
– Te amo
– Te amo
– Yo más
– (risas) Yo más.
Y empieza nuestro juego de hoy. Con el corazón lleno de lágrimas y de promesas infinitas.
Tú – te amo, te amo, te amo, te amo, te
Yo – te amo, te amo, te amo, te amo, te amo.

Hoy gano yo.

Noelia Pedrola