Seleccionar página
Día de los Niños – crónicas de El Dienteperro

Escrito por El Dienteperro

noviembre 12, 2020

Día de los Niños

 

Hola Billy, un placer comunicarnos, como siempre, te habla desde la orilla, El Dienteperro. En el día de hoy te propongo hablar de la efeméride del día de hoy, la que está caliente, la que se palpa vaya. Me refiero al Día de los Niños. Cuando digo el Día de los Niños lo primero que me viene a la mente es que en Cuba ser chama es un vacilón. Lo digo porque en Cuba, e incluso en Centro Habana, lo celebramos el tercer domingo de Julio. Pero es que internacionalmente también existe el Día Internacional de la Infancia que se celebra el 1 de Junio y el Día Internacional del Niño que se celebra el 20 de Noviembre. Bien pudimos integrarnos a alguno de estos días, pero nooooo !!! Además de celebrar todo eso, inventamos también nuestro propio día, y como si fuera poco, le sumamos el 4 de abril que es el Día de los Pioneros y la mundial, la invencible, ahora también adoptamos el Día de Reyes. Los chamas todavía no acaban de sacudirse el polvo de una piñata y ya están entrando en la otra. Así mismo los adultos celebradores de fiestas infantiles todavía no metabolizamos un estrés y ya le entramos al otro.

Aclaro que creo que a los chamas se les debieran hacer 1000 fiestas al año. A fin de cuentas, como diría el Apóstol, son lo más importante del mundo, pero oyeeeeee, es que organizar una fiesta infantil es como tragarse una sombrilla marcha atrás. Consigue cake, consigue dulces sellados pa que no se enferme nadie, consigue refrescos, consigue pan, consigue caramelos (sin caramelos no hay celebración), consigue cajitas, consigue vasos, consigue cucharas, consigue piñata, consigue regalos, consigue adornos, consigue, consigue… interminable la lista de los consigue. Lo que si nunca vas a conseguir, y si quieres has el intento, es quien te ayude después a organizar y limpiar el chiquero en el que va a quedar convertido ese lugar. Te lo advierto Billy, tú que aún eres virgen de niños, esa pincha es toda tuya !!! A esa hora todo el mundo recordará sus más antiguas dolencias, que tenían una reunión impostergable (el domingo a las 3 de la tarde) o de que el niño tiene clase de Francés.

Algo para lo que tienes que estar preparado es que en fiesta infantil que hagas, siempre habrá padres que se aparecerán hasta con el bisabuelo adoptivo. También debes estar listo para que todo eso que luchaste, compraste y preparaste incansablemente sea ávidamente consumido por quién ??? claro está que por lo padres que vayan a la fiesta !!! Los chamas no van ni a mirar nada que le metas en la cajita y si les das refresco de limón, van a querer de naranja y si le das de naranja se van a fajar por el de cola y si les das de los tres te va a preguntar si no hay de uva. Al final invariablemente el niño termina virando el refresco en el piso, con la mitad del cake que le serviste. Él no se come el cake, pero igual, tú no sabes cómo, la mitas de la cuña de cake que le serviste está dentro del vaso de refresco y la otra mitad se la comió el padre acompañante.

Al final de la actividad cuando convertido en un desecho humano termines de limpiar y organizar el local, lo único que impedirá que salgas directo para el hospital con el niño, pues de la piñata saldrá con una mordida en una oreja y un morado en un ojo, es el hecho de que además es un asco de churre, y si lo llevas así van a pensar que eres un mal padre, así que lo agarras por una esquina de la camisa, o la blusita, según sea el caso, y te lo llevas para la casa así mismo. Total, al otro día todos dirán que la fiesta no sirvió porque el helado no era de almendra.

Te reitero que creo que los niños cubanos actuales son afortunados. Por ejemplo, en mi época el solo hecho de ponerle mala cara a un adulto me garantizaba un pase de cinto de mi madre que se te aflojaban hasta los empastes de las muelas. Bueno, pues ahora si nada más que le pones mala cara al chama que tiró una pelota de futbol por la sala de tu casa para adentro y no dejó un adorno en pie, pues el pase de cinto te lo da el padre y hasta tu propia madre. Siiii no te asombres cubano, esa que te dejaba las suela de la chancleta de goma marcada en la cara por 3 días nada más que por no querer comerte el calamar que ella cocinaba, ahora defenderá a capa y espada a tus hijos y con los ojos fuera de sus órbitas e inyectados en sangre te gritará abusador y mal padre, si nada más que le dices que no hay televisor esta tarde. Antes las clases se acababan a mitad de Julio y ahora resulta ser que ya en Mayo tú no sabes que hacer con la fierita salvaje. Te imaginas Billy, que en mi época el niño más adinerado de la escuela tenía un televisor Caribe y ahora mismo en cualquier aula hay un TV a color con mando y todo. Lo máximo que se podía aspirar, vaya, el niño millonario, era el que tenía una bicicleta Niagara, y ahora con una tranquilidad de espanto, vaya que te corta el aire, un chama te pide un Tablet.

Por otra parte en Cuba la niñez cada vez dura más. Antes con 12 años usted era un todo un hombre que hasta a la escuela al campo iba, y además, no se podía rajar. Pero mira tú, ahora el niño de la casa que solo tiene 20 añitos no puede botar la basura y ni hablar de la bodega, el pobrecito, que descanse, es tan chiquitico.

Sin embargo, en honor a la verdad, hay que reconocer que también se la ponemos difícil a cada rato. Antes habían juguetes baratos, el parque Maceo tenía aparatos, existía la vuelta a Cuba, que tu padre delante de toda la familia y como si fuera la entrega de una condecoración, poniéndote una cara seria, te decía que había ahorrado dos meses para que pudiera ir toda la familia, e incluso, increíble, en el acuario habían peces y hasta una foca llamada Silvia y en el zoológico animales raros. La peste del zoológico siempre ha sido la misma. Te digo más Billy, yo me monté en la montaña rusa del Coney Island. Quien no recuerda eso mmmmm. Ahora les pusimos la Isla del Coco donde tienen que caminar 3 km desde la parada a la entrada a través de una doble cadena de gente gritando, pelotas, carritos, chupa chupa, caramelos y para colmo no queremos que compren nada. Una vez adentro tienes que echarle protector solar como si fueran para la playa. Una, una sola sombra no hay en ese parque. De ahí salen los niños con la vitamina D fija para toda su vida, es algo así como una vacuna. Quien no recuerda el carrusel del Parque Lenin ??? que maravilla, que glamour !!! Ve a ver los del Jalisco Park. Se parecen a los caballos del Rey de la Noche de Juego de Tronos. A uno le falta una pata, a otro la cabeza. Yo, que desde que un caballo mató al ganso amigo de Kastanka no puedo ver a los caballos (solo los mayores de 40 entenderán), terminé bajándole una foto de un caballo de internet a mi hijo para que viera que a los caballos de verdad no les falta ningún miembro y que además los hay grandes, que todos no son ponys. Hablando de ese tema, tengo una vecinita que estuvo 2 días sin dormir pensando que cuando creciera se le iba a poner la cabeza igual que una muñeca que la madre le compró en La Cuevita. Hubo que explicarle que eso era una enfermedad que solo les da a las princesas de plástico de viven en esa zona de San Miguel del Padrón.

Ahora incluso queremos que sean nuestros maestros. El otro día mi hijo de 9 años pasó cerca de una hora explicándome como se pasaban cosas por el Zapya. Me miraba con una cara el pobre. Imagino que con esa misma cara lo miro yo cuando le explico matemática. De la escuela ni hablar. Como hacerle entender a esos enanos que a veces, ese otro niño de un tatuaje en el brazo y el pantalón por la rodilla o esa niña con la saya por la punta de la nalga y el pelo azul, son los maestros y además él tiene que hacerle caso ??? Si hablamos de la TV no los dejamos ver Tras la Huella porque está violento, pero luego les enganchamos los títeres del domingo por la mañana que le meten miedo hasta a un Alien zombie. Billy, tú has visto como abren una boca esos bichos ??? Te parece que en cualquier momento se van a comer a la presentadora. Pónganse en su lugar adultos, es difícil para esas cabecitas.

En fin Billy hoy es su día, sáquenlos a pasear, denles los gustos que puedan, léanles, acuéstense con ellos, malcríenlos, pónganles disciplina, que no son únicos en el mundo, pero sobre todo, ámenlos y disfrútenlos que son lo mejor de nuestra vida y no hay nada mejor que un abrazo de un niño diciéndote papi, o mami, te quiero mucho. A los que aún no los tienen, embúllense que les aseguro que no hay nada como eso. Billy, despide de ti, como siempre, desde la orilla, el Dienteperro.

Otros Articulos

Reciclar con Crochet

Reciclar con Crochet

Reciclar con crochet Todos queremos tener un medioambiente saludable, lograrlo es responsabilidad de cada uno de nosotros. Reciclando ayudamos a reducir el daño producido al medio ambiente. Desde casa podemos reciclar con crochet dándole un nuevo uso a materiales que...

11 ejercicios para fortalecer glúteos y piernas

11 ejercicios para fortalecer glúteos y piernas

Sobre el autor11 ejercicios para fortalecer glúteos y piernas Estos son algunos beneficios de fortalecer glúteos y piernas: El entrenamiento del tren inferior nos permite conseguir un mejor equilibrio corporal. Mejora la potencia y la velocidad. El trabajo de glúteos...

¿Conoces los efectos de la música en tu cerebro?

¿Conoces los efectos de la música en tu cerebro?

Sobre el autor¿Conoces los efectos de la música en tu cerebro? La Dopamina Uno de los efectos de la música en nuestro cerebro es incrementar la cantidad de dopamina que está relacionada con el placer. La dopamina ayuda a procesar las emociones como el miedo, la...