El Amor

abril 2, 2021

el amor

El Amor

El amor, ¿Cuántas películas, canciones, poemas y demás cosas has leído, visto u oído sobre el amor? Seguro que infinidad de veces y aún así, todavía te surgen dudas, preguntas e inseguridades sobre él. En verdad no existe eso del amor entre hombre y mujer, entre padres e hijos, entre amigos o mascotas. El amor es solo cierta dulzura de tu propia emoción. ¿Cómo llegas a esa dulzura? Es la única pregunta que deberías hacerte.

El amor entre un hombre y una mujer está impulsado hacia ello porque la naturaleza solo está interesada en una cosa, perpetuarse a sí misma, asegurar la especie. Crear más vida a través de la vida. Si no hubiera esa atracción entre hombres y mujeres, ahora mismo no podrías estar leyendo este artículo. Necesitamos de esa atracción de ese estímulo químico para poder nacer. Así que, si nos amamos o no, realmente no es lo más importante. Lo real es que necesitamos nacer y crear vida. Esta necesidad nos une y hace que experimentemos esa dulzura emocional que nos despierta la otra persona.

El amor, el estar enamorado, está apoyado químicamente por la naturaleza, para que podamos seguir en nuestro camino de evolución y para ello es necesario nacer. Lo que suele pasar una vez que esa química de la naturaleza hace su efecto y comienza a apagarse, es que empiezas a preguntarte ¿Por qué estoy con esta persona? Lo que deberíamos hacer antes de que esa química se consuma es restablecer un nivel diferente del sentir amor, de una forma totalmente consciente y esto, está más allá de la química inicial que hizo que te aproximaras a esa persona.

Si no eres capaz de restablecer esa química, te sentirás mal, vacío, desubicado y sin luz. Puesto que la química te hace poner de acuerdo a sus necesidades y no a las tuyas. En el momento en el que esa química consigue lo que desea, empiezas a preguntarte ¿Por qué estoy en esta situación? La naturaleza nos empuja para poder asegurarse que seguimos el camino necesario para poder nacer una y otra vez, en consciencia de evolución infinita.

Te pongo un ejemplo, a la edad de 9 o 10 años vives ajeno a esa química animal tan poderosa. El mundo está perfecto y de repente un día tus necesidades cambian por qué has sido secuestrado por las hormonas. Seguro que empiezas a ver el mundo de forma diferente. Un golpe hormonal directo a tu consciencia. Eres secuestrado por la naturaleza y sus ciclos necesarios para asegurar tu evolución.

Pocas personas tienen la consciencia necesaria para mirar la vida más allá de eso llamado amor. Normalmente todos somos invadidos por esas hormonas que causan un caos absoluto en tu sentir. No hay nada de malo, no es correcto o incorrecto, es solo algo que en algunas ocasiones puede llegar a limitarte eso es todo. Tampoco hay que sentirse mal por tener algún tipo de limitación. Solo que a la mayoría no nos gusta sentirnos limitados por algo o por alguien.

el amor

Así que cuando hablamos de relaciones entre un hombre y una mujer, puede haber muchos aspectos, no solo el aspecto amoroso. Pueden ser otras razones:

  • Aspecto social
  • Aspecto físico
  • Aspecto psicológico
  • Aspecto económico
  • Aspecto espiritual

Hay una gran variedad de cosas por las que puedes sentirte satisfecho en una relación. También hay mucha variedad de relaciones en nuestras vidas. No solo entre hombres y mujeres como un aspecto amoroso.

  • Relaciones de negocios
  • Relaciones sociales
  • Relaciones personales
  • Relaciones profesionales
  • Relaciones espirituales
el amor

Así que normalmente formamos relaciones para satisfacer diferentes tipos de necesidades. Incluso para satisfacer a los demás de la manera que sea. Pero de lo que estamos hablando, que es “el amor” es solo una dulzura de tu propia emoción. Puedes usar a otra persona para estimular eso dentro de ti o puedes ser tu propio estímulo.

Para que dos seres se unan en un solo latir, hay que mirarse adentro y ver cuál es la verdadera razón por la que tienes, quieres o estás con alguien. Por qué normalmente siempre tienes que renunciar a una parte de ti mismo para estar en armonía con el otro. Darte por completo al otro es tirarte al vacío sin esperar nada a cambio, no pensar demasiado y entregarte completamente. Alguien que piensa demasiado en sí mismo, no sentirá la entrega de lo que supone experimentar esa dulzura a través de su propio sentir. En algún momento uno tiene que renunciar a alguna parcela de sí mismo para estar en “una historia de amor”.

Hay otra opción que es estar con alguien solo para crear evolución personal, sin dar, pero tampoco recibir y vivir sintiendo que se está más allá de esperar solo amor. Ya que la unión de dos personas que conocen el amor propio como tal, no necesitan esperar que el otro tenga que estimular o crear momentos románticos para sentir ese amor profundo que nace solo de una dulzura de tu propia emoción. Es difícil encontrarlo, pero si se consigue estarás más allá de lo inimaginable. Si lo consigues estarás por encima de eso tan deseado a lo que llamamos “AMOR”. Así que si dejas de buscar amor por diferentes necesidades y te centras en estar con alguien unido para crecer en común y evolucionar con equilibrio, sentirás algo más profundo y verdadero que eso de lo que siempre nos dicen que hay que sentir y que tenemos que experimentar.

El amor eres tú y está en ti. La unión con otro es solo para reforzar y crear vida en común. Puesto que naturaleza somos y a ella volvemos cada vez que morimos.

Adriana Casanovas Morales

E-mail: adriana_casanovas@yahoo.es

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *