Seleccionar página

La última cena del Papa Francisco

La última cena del Papa Francisco
La última cena del Papa Francisco

diciembre 15, 2020

La última cena del Papa Francisco

 Primero, lo primero. Leonardo da Vinci no pintó la última cena de Jesús, ni tampoco la última cena del Papa Francisco. Entonces, ¿qué pintó Leonardo? ¡Exacto! ¡Una profecía! Esta profecía tiene su paralelo con la última cena de Jesús, pero en realidad es el último almuerzo del Papa Francisco.

Antes de comenzar a desarrollar el tema, a modo ilustrativo usaré una imagen de la última cena que no es la original. La pintura original se encuentra en mal estado y se perdieron muchos detalles (en este link puedes verla y leer más información sobre ella. Del mismo modo te sugiero que para mayor comprensión y apreciación de los detalles, consultes la pintura de “La última cena” de Giampietrino. Es un óleo sobre lienzo, copia de la pintura de Leonardo, realizada por Giovan Pietro Rizzoli, conocido como Giampietrino. Y se ha sugerido que Giampietrino pudo haber ayudado a Leonardo en la realización de la última cena original en el refectorio de Santa María delle Grazie. 

Todos nos hemos preguntado, luego de que se hiciera famoso el libro y película de Dan Brown “El código Da Vinci”, si quien está a la derecha de Jesús, en “La última cena”, es una mujer. Pues sí, es una mujer, pero esta mujer, dista mucho de ser María Magdalena, como se dijo en la ficción. Y siento mucho arruinarles la telenovela que se armaron entre Jesús y María Magdalena, en la que fueron pareja y tuvieron una hija. ¡Nada de eso sucedió! O al menos eso no pintó Leonardo. Y seamos honestos, compramos esa novela con la única finalidad de quitarnos la culpa en la sexualidad, pero ese no es mi tema.

La última cena (en italiano: Ilcenacolo o L’ultima cena) es una pintura mural original de Leonardo da Vinci ejecutada entre 1495 y 1498. Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originariamente, en el refectorio del convento dominico de Santa María delle Grazie, en Milán (Italia), ​ declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980. ​En un primer análisis a simple vista, podemos ver que los apóstoles se agrupan en cuatro grupos de tres, dejando a Cristo relativamente aislado. De izquierda a derecha según las cabezas, son: Bartolomé, Santiago el Menor y Andrés en el primer grupo; en el segundo Judas Iscariote con pelo y barba negra, Simón Pedro y Juan, el único imberbe del grupo; Cristo en el centro; Tomás, Santiago y Felipe, también sin barba en el tercer grupo; Mateo, aparentemente sin barba o con barba rala, Judas Tadeo y Simón el Zelote en el último. Todas las identificaciones provienen de un manuscrito autógrafo de Leonardo hallado en el siglo XIX.Leonardo pinta un momento en particular, que, casualmente, se encuentra en el Evangelio de Juan:“Dicho esto, Jesús se estremeció por dentro y declaró:-Les aseguro que uno de ustedes me entregará.” (Jn 13,21)Al observar los enormes ventanales que se encuentran detrás de los comensales, nos damos cuenta que Leonardo NO pinta una última “cena”, pues claramente se puede observar que es de día.Y no podemos suponer que Leonardo pintaba un atardecer, ya que al final del capítulo del que él extrae su inspiración, dice: “Era de noche” (Jn 13,30). Además, en la pintura de Giampietrino se pueden observar detalles de la obra, como los vasos de vidrio sobre la mesa y los motivos florales que decoran el interior de la habitación. Estos simples, e importantes detalles, ya nos colocan en una temporalidad diferente a la de Jesús, sin duda alguna.

Teniendo en cuenta que Leonardo pinta un evento fuera de la temporalidad de Jesús, es que tampoco es Jesús a quien pinta. Leonardo pinta al segundo Mesías, es decir al Papa Francisco, bajo la figura con la que todos identificamos a Jesús.

La figura que se encuentra a la derecha del Mesías es, efectivamente como sugirieron algunos novelistas e investigadores, una figura femenina.

Esta Mujer es “La Intérprete”, es decir, ella es un nexo, y el centro de la pintura estaría en ella, pues desde ella a la derecha están los personajes del pasado, y hacia su izquierda, los personajes del futuro.

Esta Mujer, que es nexo entre el pasado y el futuro, es La Intérprete de lo que el pasado le cuenta para transmitir al futuro. Está en contacto con Pedro del pasado, y Pedro del futuro. Recordemos que Pedro del futuro (sucesor del apóstol Pedro), es el Papa Francisco, el segundo Mesías, como te lo conté en mi artículo “El Papa Francisco, Segundo Mesías”.

Muchos dijeron que Pedro amenaza a la mujer, porque señala su cuello, y además, Pedro tiene un cuchillo en la mano.

Pero si observamos el rostro de ella, está tranquila, pues en realidad, Pedro del pasado le está contando cómo va a morir Pedro del futuro. Pedro del pasado tiene el cuchillo que se usa para sacrificar el cordero; y como un Cordero, Pedro del futuro, glorificará al Padre.

Andrés (tercero de izquierda a derecha) es hermano de Pedro, y tiene dos sobrenombres Tomás y Dídimo, que significan lo mismo: “Gemelo”, pues Andrés es el hermano gemelo de Pedro. De esta manera, el autor del Evangelio de Juan cubría el error de los sinópticos al colocar a Andrés como hermano mayor de Pedro. Por este motivo, cuando el evangelista nombraba a Tomás, no mencionaba a Andrés, y hacia hincapié en que Tomás era también llamado Dídimo (como si dijera: “Gemelo” también llamado “Gemelo”; un juego de palabras).Si se fijan bien, Pedro sólo tiene la barba más corta, pero el pómulo, y la nariz chata, de todo Simón (Simón significa nariz chata), es idéntico. Del mismo modo, encontramos a Pedro del futuro con su gemelo.Pedro del futuro, representado por Jesús, tiene su gemelo, representado en Tomás, que es el de verde, a la izquierda de Jesús. Esto era lo que muchos críticos se preguntaban y no podían dar respuesta: ¿por qué Jesús es igual a Tomás? Y es que en realidad es Pedro y su gemelo Andrés, llamado Tomás o Dídimo. Pedro del futuro es el Papa Francisco, y su gemelo Andrés, en cuanto a investidura, es el Papa Emérito Benedicto XVI. Esto es así porque, aunque no fue el primero en renunciar, es la primera vez que tenemos dos Papas durante un mismo período. (Aquí verás mejor el par de gemelos)Esto es lo que predijo San Malaquías, al llamarle al último Papa “Petrus Romanus”, ya que simbólicamente, el Papa representa a Pedro, discípulo de Jesús. Es traer al discípulo Pedro con todas sus cualidades, y colocarlo como gobernante de la iglesia de Roma.

Si observamos el extremo izquierdo de la mesa, en el lado del futuro, encontramos a la cabecera de la mesa a Simón el Zelote, y a su lado, conversando de manera tranquila, como si ignoraran lo que se acababa de anunciar, está Judas Tadeo.

Lo sorprendente de esta imagen, es que Judas Tadeo, está representado por la imagen que todos conocemos como el autorretrato de Leonardo da Vinci.

Hay algo llamativo y absurdo en que Leonardo se elija a sí mismo como modelo para representar a Judas Tadeo. Al momento de realizar la pintura, Leonardo tenía entre 43 y 46 años, mientras que en su autorretrato tiene 60 años. Confirmándonos de este modo, que nos habla de un escenario futuro, que está profetizando algo. (No dejes de revisar la imagen de Giampietrino, donde lo observarás con mayor claridad)

Como te dije anteriormente, Judas Tadeo (“Leonardo”), está conversando tranquilamente con Simón el Zelote, quien es el verdadero autor del Evangelio de Juan. Y de este sabio y misterioso autor te hablaré en otro artículo.

Con esto, queda perfectamente demostrado que Leonardo da Vinci, plasmó en su pintura de La última cena, lo que estaba oculto en el Evangelio de Juan.

Carolina Carbonell

Otros Articulos

EL PODER TRANSFORMADOR DEL YOGA DETOX

EL PODER TRANSFORMADOR DEL YOGA DETOX

El Yoga Detox no solo se enfoca en el cuerpo físico, sino también en la liberación de tensiones mentales y emocionales a través de posturas de yoga específicas para la desintoxicación física, mental y emocional.Los asanas con torsiones son los principales en esta...

YOGA: NAVIDAD EN ARMONÍA

YOGA: NAVIDAD EN ARMONÍA

El Yoga puede ser un gran aliado para encontrar paz y equilibrio durante las ajetreadas fiestas navideñas.Con prácticas de yoga enfocadas en mantener la calma y la serenidad conectarás con tu "yo" interior más navideño. Algunos principios que tratamos en yoga como la...

YOGA SOMÁTICO

YOGA SOMÁTICO

YOGA SÓMÁTICO Hablando con una alumna me preguntó por los ejercicios somáticos y me pareció muy interesante para dedicarle un artículo. De sobra es conocido que el Yoga conecta cuerpo y mente pero hay posturas específicas que refuerzan esta unión. El cerebro que...

Sobre el Autor

Carolina Carbonell

Argentina, Escudriñadora de la biblia, Intérprete de la Verdad y la Profecía ocultas en el Evangelio de Juan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *