El amor no entiende de costo-beneficio
El amor no entiende de costo-beneficio

Existen muchas teorías y pensamientos acerca del amor. Y hay quienes piensan el amor en términos de costo-beneficio, un análisis que está más asociado a lo económico / empresarial / financiero. O por decirlo de otra manera, a lo “racional” frente a lo que este término llamado “amor” genera en verdad.

Un análisis de «costo-beneficio» mide la relación entre el costo por unidad producida de un bien o servicio y el beneficio obtenido por su venta. También es algo que puede aplicarse a un proyecto para determinar su viabilidad. Ahora bien, si llevamos estos conceptos a una relación en la que exista amor, ¿podríamos aplicarlos?

Pensar en cuánto me cuesta relacionarme con otra persona, y qué beneficio voy a obtener. O evaluarlo para determinar si tiene futuro o no, es una forma «fría» y racional de «pensar» una relación. Cuando digo, «el amor no entiende de costo-beneficio», tiene que ver con que el amor corresponde más al terreno de lo emocional. Pero vamos a revisar algunos conceptos para ir dando forma a esta idea.

¿Qué es el amor?

Se han escrito infinidad de libros, se han grabado videos y podcast, redactado frases, etc. y creería que aún no estamos universalmente de acuerdo en cómo vivir el amor. Sin embargo, voy a dejar algunas ideas que podrían acercarnos más al concepto del mismo.

Podemos afirmar que el amor es una emoción y que, con el tiempo, se convierte en un sentimiento. Se puede también generar una relación o vínculo por medio de él, y obviamente, se necesita más de una persona para que fluya. No nos olvidemos que también existe el amor propio, y es ese que experimento por mí mismo/a, pero de eso hablaremos en otro artículo.

Desde la psicología se dice que el amor «es una experiencia afectiva conformada por un conjunto de variables muy concretas: necesidad de vincularnos a alguien, necesidades de intimidad, pasión, sexualidad…». Robert Stenberg fue uno de los primeros que escribió acerca de «La teoría triangular del amor»: intimidad, pasión y compromiso se necesitan para construir una relación de pareja.

Helen Fisher es otra autora que ha dedicado tiempo al estudio del comportamiento humano. Para ella el amor es un poderoso sistema de motivación, un impulso básico que permite satisfacer algunas necesidades. Parte de la necesidad de los seres humanos de sentirnos amados. Desde esta idea de «amor romántico», poder vincularse, compartir una vida y proyectos con alguien.

Otro de los factores que menciona Fisher es «el impulso sexual como motivante». Tiene que ver con la búsqueda del placer y la autosatisfacción, relacionados con el propio instinto más primitivo del ser humano. Y otro de los objetivos del amor, dice Fisher, es el apego. El apego como aspiración a tener calma y seguridad al lado de alguien, alcanzar la estabilidad y evolucionar como pareja.

Amor vs. Apego

Otro de los autores que ha escrito mucho acerca del amor es el reconocido Walter Riso. Y es quien nos advierte en varios de sus libros acerca de esta idea del apego. Cuando se convierte en esta idea obsesiva de que «no puedo vivir sin el otro/a», caigo en un apego y en una dependencia emocional de la cual es muy difícil salir. Quienes hayan estado en ese lugar, entenderán.

Riso plantea una idea del amor desde la independencia. «Para amar no debes renunciar a lo que eres. Un amor maduro integra el amor por el otro con el amor propio, sin conflicto de intereses: Te quiero, porque me quiero a mi mismo, porque no me odio. Y si amarte implica aniquilar mi autoestima, prefiero la compañía de mi vieja amiga, la soledad».

Amar desde el amor propio y no desde el apego o la dependencia, sin dudas es lo más saludable. Fomentar el diálogo, mantener una buena comunicación, ser sinceros a la hora de declarar qué quiero que pase con la relación y no depositar toda la responsabilidad en el otro/a, serán claves para que prosperen. Y poder detectar cuáles son los límites personales para saber cuándo seguir o cuándo parar para no hacerse daño mutuamente, hablará de un nivel de inteligencia emocional por parte de ambos.

Sólo el amor nos hará libres

¿Cómo saber cuándo es amor y cuándo no? En lo personal, acuerdo más con lo planteado por Riso. Tener esa capacidad de amar desde un amor propio fortalecido, independiente, sólido nos permitirá poder compartir eso que ya tenemos con otro/a. Y las energías y el enfoque ya no estarán puesto en las expectativas, sino en el fluir del sentimiento con el devenir de los días.

Entender que, así como hay impermanencia en todo, también puede estar presente en una relación. La creencia de que algo es «para toda la vida» ha caducado. Lo importante es saber que el amor no es una cárcel, el amor nos hace libres. Es una elección diaria. Poder decirle al otro/a «de todas las personas que existen en el mundo, hoy te elijo a vos». Y si cada día renovamos esa apuesta, podremos ir disfrutando de cada momento con más presencia y entrega.

De lo que estoy segura, es de que cuando hay amor lo sientes, lo vibras, lo vives y es mutuo. Y de que «el amor no entiende de costo-beneficio». Ya lo decía Cortázar en Rayuela: «Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio».

«Amen, y amen mucho. No hay tiempo para más».

#poradultossanosemocionalmente

Deby Q.

Sígueme en mis redes sociales:

4 Comentarios

  1. Romy Gouveia

    Que hermoso, me encantó este artículo. Creo que más que opinar, te digo que escribas un libro porque el mundo merece leerte ❤️

    Responder
    • Débora Quilaqueo

      Wow! Muchísimas gracias!!!! De corazón, te abrazo y espero poder obsequiarte en persona algún día mi libro. Así será. Gracias totales!!!

      Responder
    • Ariel Perez

      Totalmente de acuerdo contigo Romy, es lo que siempre pienso cada vez que leo sus artículos, son instructivos, elocuentes, fáciles de entender y muy bien redactados. Creo que un libro de Débora seria todo un éxito. 🥰

      Responder
      • Débora Quilaqueo

        No se diga más!!! Jajaja mil gracias Ariel. Esta oportunidad de escribir para Websmbook generó esto también. Es un conjunto de sucesos que colaboran para que la escritura fluya. Gracias totales 💫❤

        Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!